Se ha producido un error en este gadget.

febrero 06, 2012

Caen pequeñas bolas gelatinosas del cielo

Steve Hornsby, de 61 años, salía en busca de troncos para el fuego cuando observó que el cielo se ponía de un color amarillento oscuro. Comenzó una fuerte granizada. Más tarde se dio cuenta de que habían caído en su jardín pequeños cristales y, pensando que era obra de los niños, fue a mirar.
Al acercarse, vio que no eran cristales, sino unas bolas gelatinosas de color azul difíciles de coger. Las cogió con una cuchara y las guardó con la esperanza de averiguar su origen.
“Pensé que podría haber sido algún tipo de contaminación atmosférica como un producto químico que ha sido liberado a la atmósfera, fue aspirado en una nube de tormenta, solidificado y luego liberado en gotas con el granizo”, explicó el hombre. Según él no huelen ni flotan, ni tampoco se disuelven en el agua. Las tiene en la nevera para que permanezcan intactas y hasta que se investigue el caso.
La explicación más probable es; dice Gavin Pretor-Pinney, de la Sociedad de Apreciación de Nubes; que esas cosas fueron absorbidas por un chorro de agua. El aire puede causar tornados que aspiran las cosas del mar o tierra y pueden permanecer en la nube durante algún tiempo.



Fuente:
planetacurioso.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario